¿Se puede comentar todo en la oficina?

“Habla poquísimo de ti, poco de los otros, mucho de las cosas” Paolo Mantegazza (1831-1910) antropólogo italiano

 

La respuesta rápida a la pregunta del título es NO. Pasamos mucho tiempo en la oficina, muchas veces más que con nuestras familias, y es normal que acabemos hablando de muchas cosas que no son estrictamente relacionadas con el trabajo, lo que puede ser muy positivo para crear unas buenas relaciones entre compañeros. Sin embargo, hay que recordar que se trata de compañeros de trabajo pero no de amigos (salvo que haya alguno que sea ambos), y no se deben comentar los mismos temas, especialmente lo que se refiere a aspectos personales. Los chismes y cotilleos se difunden con gran rapidez en la oficina, incluso de forma maliciosa, y cierta incontinencia verbal podría comprometer nuestra imagen interna.Comentar en oficina

Algunos aspectos que recomiendo tener en cuenta en nuestras conversaciones con compañeros de trabajo y sobre los que restringir nuestros comentarios, son:

En definitiva, es utilizar el sentido común en lo que comentamos en la oficina con nuestros compañeros de trabajo, aunque, como decía Robert Forst (Poeta estadounidense):

“El cerebro es un órgano maravilloso. Comienza a trabajar nada más levantarnos y no deja de funcionar hasta entrar en la oficina”


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies