¿Un nuevo superhéroe?: EL SHADOW BANKING

Tenemos nuestra empresa, vendemos, compramos, y cuando necesitamos liquidez debemos buscarla dónde sea. Además, los bancos tradicionales desde la crisis 2008, son más cicateros a dar préstamos, finalmente y para terminar de pintar el cuadro, nos encontramos que si tenemos la dicha de poder invertir los intereses son muy bajos.

Ante esta situación, aparecen nuevas figuras de crédito, crownfunding, business angles, venture capital, etc., cuyo punto en común es que operan como bancos tradicionales, pero que no están regulados. A este tipo de actividades las denominamos Shadow Banking. En referencia a este término la revista “The Ecomist” la define de la siguiente forma;

Today, the term is used more loosely to cover all financial intermediaries that perform bank-like activity but are not regulated as one

Esta actividad que en España es relativamente nueva, no lo es en países como Estados Unidos o China donde el crecimiento  es muy grande. Para ilustrar esta afirmación, os puedo comentar que  los activos en poder del Shadow Banking System,  representan el 65% del PIB de China, el 120% de Estados Unidos ( fuente; Moody’s, Financial Stability Board, Brookings Institution) y por si esto fuera poco 1 de cada 3 euros se financia con este sistema en Europa.

En el  caso de China, tal como lo explica Wei Jiang en su artículo sobre el futuro del Shadow Banking ,  la autora considera que este sistema es, y ha sido,  muy importante en el desarrollo de la pequeña y mediana empresa, ya que al no tener acceso a los créditos oficiales,  se tienen que dirigir a intermediarios financieros diferentes a los tradicionales. También es cierto que grandes compañías chinas, no precisamente bancarias, levantan cantidades de fondos ofreciendo intereses mayores que la banca tradicional. Con estos fondos se financian proyectos propios o de terceros, fuera de cualquier ojo regulatorio, con el consiguiente riesgo de inestabilidad.

En el caso americano, permitidme hablar del pasado, este sistema, fomentado en muchos casos por la banca tradicional, dio lugar a la venta de “activos tóxicos”, cuyo exponente máximo es la hipotecas basuras.

Como podéis ver, el Shadow Banking crece cuando el crédito de los bancos tradicionales es difícil de obtener,  apareciendo nuevos intermediarios que facilitan el crédito y que atraen a los inversores con intereses más altos que la banca. Normalmente, estos intermediarios captan fondos a corto para financiar proyectos a largo,  además no hay una regulación sobre este tipo de actuaciones, y una mala gestión puede dar lugar a situaciones de inestabilidad financiera.

Como conclusiones tenemos;

Finalmente, no olvidarse que los errores financieros suelen costar dinero, por lo que antes de tomar una decisión hay que saber dónde nos metemos, pero sobretodo no desperdiciar ninguna ocasión por no querer conocerlo. Si queréis profundizar en este tema os recomiendo que mires el estudio del FSB (Financial Stability Board) sobre este tema.

Ser felices y hasta el próximo post.

 


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies