Propositos para el año nuevo; Voy a Planificar

Es tradicional, que después de las campanadas del 31 de diciembre, nos propongamos dejar de fumar, ir al gimnasio, adelgazar (esto es imposible) o cualquier otra promesa de difícil cumplimiento. Nuestros propósitos los solemos abandonar rápidamente,  sin embargo, en nuestras empresas, las decisiones no deben esperar y  su puesta en marcha no se puede posponer “sine die”.  Os propongo una promesa para el año próximo, PLANIFICAR, afortunadamente estamos en octubre, tenemos tiempo para prepararnos, y que el 1 de enero estemos planificando y podamos, por fin, cumplir una promesa.

Al tomar una decisión estratégica, tenemos la incertidumbre de  si acertaremos o no, y nos encantaría conocer el futuro para saber si es la adecuada. Bien, os lo puedo confirmar, saber lo que va a pasar en el futuro es imposible, lo siento,  pero lo que no es imposible es planificar,  para eso deberemos poner numeritos a nuestro plan de negocio, o dicho de  otra manera,  saber que nos cuesta poner en marcha nuestra idea.

Os acordáis que todos planificabamos nuestras vacaciones, nos poníamos  un objetivo, que es dónde queremos ir, además buscábamos como iríamos, cuánto nos costaría y cómo lo pagaríamos. Fenomenal, ahora establezcamos nuestro Plan de Negocio ¿cuál es nuestro objetivo? ¿Quiénes son nuestros clientes? ¿Qué producto o servicio  puedo ofrecerles? ¿Lo tengo  yo o  tengo que desarrollar algo nuevo? ¿Cómo se lo vendo, cómo lo cobro etc.? En una palabra, desarrollemos nuestra estrategia, y para saber si podemos llevarla a cabo, deberemos cuantificarla ¿cuánto nos va costar?, y buscar la forma de financiarlo, fácil ¿no?.

Hay quien  dijo que para comenzar un viaje hay que dar el primer paso, cierto,  pero yo quiero añadir que también hay que saber a dónde vamos. Establezcamos, pues,  nuestros objetivos y confeccionemos nuestra hoja de ruta,  que nos sirva de guía para  conseguir que nuestra empresa sea RENTABLE y que nos proporcione LIQUIDEZ.

OBJETIVO A LARGO PLAZO; SER RENTABLES.

OBJETIVO A CORTO PLAZO; TENER LIQUIDEZ

Si los ingresos son mayores que los gastos, adelante, vamos bien. Pero si la respuesta es NO, para inmediatamente, por qué trabajar para perder dinero, no parece muy aconsejable. Trabaja sobre tu idea, revisa, analiza y consigue que tu  negocio sea capaz de generar más ingresos que gastos.

A los gastos anteriores, tendremos que sumarle, si los tenemos, los de adecuar un local, comprar ordenadores, instalar aire acondicionado etc., y mirar las posibilidades que tenemos para pagarlos; con nuestro dinero, o pidiendo un préstamo a quien crea en nuestra idea, y lo tenga para prestárnoslo. Sólo un apunte más, el préstamo también se tiene que devolver y con intereses.

El viaje está a punto de comenzar, sólo nos hace falta que pongamos estos datos de una forma ordenada, clara, y que cada vez que pivotemos en nuestra idea, podamos ver las consecuencias muy rápidamente. Daros cuenta, que cuando conozcamos estos datos, tendremos una idea de dónde nos metemos y cuál es el riesgo.

En las próximas semanas, veremos que herramienta utilizaremos, para que podamos anticiparnos al futuro, y de esta forma hacer nuestra vida más agradable.

Ser felices, y recordar sin liquidez no hay empresa que resista.

¡HASTA EL PRÓXIMO POST!


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies