COMPARTIENDO EXPERIENCIAS

La misión de profesor y formador es siempre maravillosa, pero más aún cuando lo que te toca hacer es ir a otros países con historias y tradiciones tan distintas a las nuestras y que enriquecen tanto cuando vas allí con los ojos y el espíritu abierto. Esto es lo que he vivido en mi experiencia en Angola.

                                Un país “nuevo” que lleva muy pocos años de independencia de su metrópoli Portugal y que además es nuevo en otro sentido y es que lleva pocos años de paz. Como sabéis la guerra fue la protagonista durante veinte años de la vida cotidiana de sus habitantes y desde que se instauró loa paz se ha comenzado de verdad a hacer todo nuevo.

                                Así nos encontramos con el inicio de un momento muy especial en este pueblo que lucha por formarse, por organizarse, por vivir en definitiva. En medio de esta eclosión surgen las nuevas iniciativas, las empresas, la recuperación de la agricultura, de lo autóctono, lo planes nacionales y de expansión del negocio internacional. La actual crisis del petróleo ha tocado muy fuerte a una economía centralizada sólo en el oro negro.

                                Por todo esto la experiencia era apasionante y la oportunidad que estamos teniendo los profesores de ESADIA y la EOI de compartir y participar en un momento que en nuestros países de ninguna manera hemos podido vivir. Es participar del despertar de un pueblo, donde sigue habiendo muchas necesidades, donde las conexiones wifi, por poner un ejemplo, son carísimas y de mala calidad. Pero descubres gente con ganas de aprender, de luchar y de hacer las cosas bien. Nos encontramos con los alumnos de la Universidad independiente de Angola, privada, de las primeras, con más de seis mil alumnos y donde vemos que la edad de muchos de los alumnos es mucho mayor que la de los estudiantes europeos o americanos, van bien vestidos y absorben lo que sus profesores dicen, tratan con exquisito cuidado a los profesores y con mucho respeto. Es un Universidad viva y hay siempre actividades.

                                Los alumnos del Máster también trabajan pero tienen la ilusión y la generosidad para poder compartir su labor con un estudio serio y que les lleve a la búsqueda de la calidad por eso se han matriculado en el Master de Gestión de Centros Educativos.

                                Con ellos he conseguido crear una pequeña comunidad de aprendizaje, hemos hablado de las experiencias y hemos tratado, no de verter lo que yo sabía sino de adecuarlo a sus necesidades y realidad teniendo en cuenta sus grandes inquietudes, una tarea más difícil que la de repetir algo que sabes y llevas preparado pero mucho más útil y además enriquecedora. Gracias a la EOI y a ESADIA por esta oportunidad y sobre todo gracias a los alumnos del Master por su acogida, su cariño y haber compartido sus vidas.

 

                                                                                                                                  Miguel Ortega de la Fuente

Profesor EOI


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies