Angola es un país sorprendente

Angola es un país sorprendente desde el momento en el que aterrizas. Los rasgos que definen su idiosincrasia se perciben claramente desde este primer contacto: el fuerte vínculo con sus orígenes africanos,  su herencia colonial y su decidida apuesta por incorporarse a la primera línea de las economías africanas.

Así el portugués es su lengua oficial, pero la mayoría de “angolanos” también hablan las lenguas bantúes, especialmente: Kikongo, Chokwe, Umbundu, Kimbundu, Ganguela y Kwanyama. El español se abre camino en la vida angolana como consecuencia de la histórica relación con Cuba. Luanda, lugar en el que se ubica ESADIA Business School, es una populosa ciudad donde se concentran unos siete millones de habitantes de un total de 21,47 millones de angolanos. Este proceso de concentración territorial en torno a la urbe representa otro de los factores  esenciales a la hora de entender este gran país. Angola tiene grandes reservas de petróleo,  gas natural, diamantes,  recursos hidráulicos y unas tierras especialmente fértiles. Tras la independencia y posterior consolidación como república democrática presidencialista, ha experimentado un crecimiento económico espectacular. Es uno de los países más ricos de África. Desde 2001 hasta 2010 el crecimiento anual del PIB ha sido del 11%, lo que ha convertido a esta economía en una de las  de más rápido crecimiento a escala mundial (The Economist, 2011).

Desde el punto de vista educativo los conceptos que identifican al sistema educativo angolano de educación superior son: expansión, diversificación y diferenciación. El concepto de expansión en la enseñanza universitaria alude a la idea del rápido crecimiento en el número de estudiantes que desde la enseñanza secundaria demandan el acceso a la enseñanza superior  (Scott, 1995). La siguiente figura muestra esta tendencia tomando como referencia la educación secundaria.

graficoLa diversidad y la diferenciación son consecuencia de la expansión. La diversidad se refiere a la variedad de entidades y organizaciones que ofertan enseñanzas universitarias. La diferenciación indica el proceso por el cual nuevos agentes o entidades emergen en el sistema educativo. (Van Vught, 2007). Desde la firma de los tratados de paz de 2002, el sector educativo privado ha contribuido a la expansión y diferenciación del sistema educativo. Las nuevas entidades educativas son: Universidade Católica (UCA), Universidade Lusíada (ULA), Universidade Jean Piaget (UJP), Universidade de Belas (UNB), Universidade Técnica (UTA), Instituto Superior Técnico (ISTA), Universidade Metodista (UNMA), Universidade Independente (UNIA), Universidade Privada (UNPA), Universidade Gregório Semedo (UGS), Universidade Óscar Ribas (UOR), Instituto Superior de Ciências Sociais e Relações Internacionais (ISCSRI), Instituto Superior Dom Bosco (ISDB), Instituto Superior Técnico (IST), Instituto Superior João Paulo II (ISJP II) y Universidade Metropolitana (UNM). Pero además, en 2009 el gobierno llevó a cabo las acciones necesarias para expandir y diversificar el sistema educativo público. De esta forma la única universidad pública existente se transformó en siete nuevas universidades que pretendían cubrir todo el territorio angolano: Universidade Agostinho Neto, para la región de Luanda y Bengo; Universidade Katyavala Buila, en Benguela y Kwanza Sur; Universidade de 11 Novembro, en Cabinda y Zaire; Universidade Lueji A’Nkonden, en Lunda Norte, Lunda Sur y Malanje; Universidade José Eduado dos Santos, en Huambo, Bié y Moxico; Universidade Madume Ya Ndemofayo, en Huila, Namibe, Cunene, Kuando; y Universidade Kimpa Vita, en Uige and Kwanza Norte. En definitiva todos estos hechos y datos nos permiten avanzar que el proceso de expansión, diferenciación y diversificación deberá alcanzar igualmente a las enseñanzas de post-grado.

Sin duda alguna este contexto educativo, cultural, demográfico, histórico, geográfico y económico es el adecuado para la puesta en marcha de nuevas iniciativas educativas que contribuyan al desarrollo del país; capacitando, formando y asesorando a los cuadros directivos que han de liderar  el cambio hacia una verdadera economía de libre cambio. En este sentido, constituir una masa crítica de directivos que sepan gestionar las instituciones educativas angolanas atendiendo a  los principios de excelencia, innovación, adaptación al cambio, eficacia y eficiencia, se presume de vital trascendencia para los intereses de este país. De ahí la importancia y lo oportuno del Master en Gestión de Centros Educativos que la EOI acaba de poner en marcha en colaboración con ESADIA, y en el que he tenido la oportunidad de impartir los módulos de Tecnologías educativas y su gestión, e Innovación y creatividad en la gestión educativa. Una muy grata experiencia que se ve amplificada por la buena acogida y predisposición a aprender por parte de aquellos que han sido nuestros alumnos.

PhD Carlos-Miguel Lorenzo (Junio, 2015)


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies