Ikasplay: aprender jugando… en serio.

Ikasplay es una empresa tecnológica del sector audiovisual ubicada en el Polo de Innovación Audiovisual y Digital (pi@) de San Sebastián y cuyas creaciones empiezan a ser conocidas en diversos ámbitos en el País Vasco y en España. La empresa fue fundada en 2007 con el objetivo principal de diseñar y desarrollar juegos serios, desde el concepto y la idea hasta la puesta en marcha y el mantenimiento.

La idea de crear la empresa surgió en 2004 cuando dos de los socios, Alberto Conde y José María Sarriegui, “investigaban en la Universidad de Navarra con modelos matemáticos simulando sistemas ferroviarios”, nos contó Fran Bodego durante la entrevista que mantuvimos con ellos. Ambos se dieron cuenta de que dando a los modelos una apariencia gráfica más accesible, en forma de videojuego, el usuario aprendía con más facilidad el funcionamiento de los sistemas. La empresa nació con la idea de combinar los modelos matemáticos para simular situaciones reales complejas utilizando interfaces gráficas amenas.

En la base de los desarrollos de los productos de Ikasplay está el diseño de videojuegos, pero videojuegos didacticos que invitan a jugar, participar y divertirse, mientras el contenido formativo “se desliza” hacia el usuario casi en un modo imperceptible.

A primera vista el modelo de negocio de Ikasplay puede parecer muy simple: crear videojuegos a medida. Sin embargo, la realidad empresarial de esta EBT es más compleja. Al trabajar en el nexo entre varias disciplinas (diseño multimedia, desarrollo de software, simulación con fines didácticos y educación) los productos de la empresa deben alcanzar un equilibrio casi perfecto entre una aplicación robusta, usable; un diseño agradable y que enganche; un contenido ameno pero didáctico y unas dinámicas propias de entornos de ocio digital. La cultura empresarial de la empresa se caracteriza principalmente por tres aspectos clave:

- búsqueda de diferenciación: no ser percibidos como una de tantas empresas del sector audiovisual, aunque como ellos mismos afirman en sus comienzos realizaron algunos proyectos “no tan innovadores ni didácticos”, con el claro motivo de supervivencia.

- ir mano a mano con los clientes: Ikasplay quiere comprender a sus clientes y conocer de primera mano sus necesidades para ofrecerles la solución que mejor se adapte a ellos, buscando simular situaciones reales a través de la dinámica de sistemas.

- afán de divertirse: divertirse creando los productos y garantizar la diversión en el aprendizaje a los usuarios. El equipo se autodefine como “un poco frikis” y quieren dejar esta impronta en sus aplicaciones.

El equipo de Ikasplay está compuesto por 8 personas que trabajan de forma permanente en proyectos de la empresa. Los perfiles son eminentemente técnicos: dos doctores ingenieros industriales, dos ingenieros informáticos, dos diseñadores gráficos y otros dos de telecomunicaciones. Este núcleo en cada uno de los proyectos de desarrollo entra en una colaboración ad hoc con los representantes de los clientes.

El equipo se ha forjado en base a colaboraciones proyecto tras proyecto, “cacharreando” novedades no sólo del mundo audiovisual sino también de simuladores dídacticos o industriales. Como afirma Fran, “¿quién mejor para desarrollar “juegos serios” que ingenieros que llevan jugando con videojuegos más de 20 años?”

Aunque no todo es ocio en la cultura organizativa de Ikasplay. Según las palabras de uno de los socios, el factor de éxito real de su empresa es “trabajar, trabajar, trabajar”, y “buscar, buscar, buscar” nuevas ideas para “dar una solución formativa y didáctica realmente diferente para los clientes De hecho, todo el equipo trabaja con gran intensidad en cada uno de los proyectos, aunque la filosofía de la organización está impregnada por la flexibilidad y la libertad de proponer nuevas ideas.

La cultura flexible y abierta de Ikasplay permite que, como en muchos otros aspectos de la empresa, la gestión del error -tan importante en los entornos de innovación- se resuelva de manera natural y colectiva. “Somos humanos, nos equivocamos, a veces nos hemos atascado, las cosas nuevas tienen su riesgo, por eso el error es inevitable”, relataba Fran. Pero tienen claro que lo importante del error es crear las condiciones para que no se repita y aprender, aprender, aprender.

De cara a nuestro estudio, podemos decir que Ikasplay es un buen ejemplo de hibridación en forma de “productos híbridos” dentro de las aplicaciones de software. El Efecto-Guau que perseguimos, en el caso de Ikasplay, radica en zarandear un viejo paradigma de aprender y/o enseñar de un modo serio, casi solemne, y hacerlo de manera divertida.

Podemos considerarlo como un formato de diversificación disruptiva. Así emergió entre el equipo inicial de la empresa convencidos de que debían apostar por un nicho del sector audiovisual si querían sobrevivir en el mercado. Para hacerlo unieron los atributos de las TIC, el diseño audiovisual, los simuladores empresariales y los entornos virtuales de aprendizaje con la diversión de videojuegos.

Cabe destacar finalmente que otro de los factores de éxito de Ikasplay es la calidad profesional y personal de los miembros del equipo. Buscan arduamente nuevas ideas, nuevo proyectos, nuevas aplicaciones distintas a las ya realizadas. Les divierten los desafíos. Prefieren un proyecto nuevo antes que repetir el mismo desarrollo sólo modificando el contenido. Viven y trabajan jugando pero el producto resultante es serio y con claro potencial innovador.

La visita y reunión con el equipo de Ikasplay ha sido más que una entrevista formal, un encuentro de amigos. Aquí podeís ver un trozo de ella:

 

Gracias, chicos!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin Valorar)
Cargando ... Cargando ...


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*