Business Ethics in Spain

A través de este blog aprovecho de enviaros el link del artículo de Antonio Argandoña. Este artículo se publicó en el año 1999, y se estudia el desarrollo de la política social, cultural y situación económica de los negocios en España desde 1940, con el fin de mostrar cómo los valores éticos, actitudes y problemas de los directivos españoles cambiaron en estos años.
El artículo puede ser interesante para los futuros directivos y aprendedores.
Link: http://www.springerlink.com/content/t78822k411330890/


La decisión de invertir en los sectores especulativos y disminuir la atención hacia la actividad principal puede ser unas de las causas de fracaso

Agrojardín Estepona nace en el año 1990 en la localidad de Estepona en Málaga. Se dedica al comercio, por mayor y detalle, depósito, distribución, producción, representación, importación o exportación de todo tipo de géneros relacionados con la construcción de edificaciones, con la ornamentación, muebles.
A partir del día 19 de septiembre de 2009, la empresa está en concurso de acreedores debido a una situación financiera débil.
La jardinería ha sido el área dentro del sector agrario más afectado por la crisis económica, tanto por la disminución del consumo privado como de las ventas a empresas de obra pública y construcción. Esta situación general ha afectado a Agrojardín también. Debido a la crisis económica, la empresa tuvo que reducir la platilla de 300 a 100 trabajadores.
La empresa tiene muy buena reputación en el cumplimiento de pagar a los trabajadores. Según el director general de la empresa, no se ha fallado nunca en el pago de las nominas de su personal. En general, el personal de la empresa mantiene altos niveles de compromiso y consenso con el negocio. Existe una cultura participativa y flexible en que el deseo de aceptación y conformidad forman parte de la rutina de los trabajadores. Por tanto, no podemos relacionar el fracaso de la empresa con los factores humanos.
Las rutinas organizativas de aprendizaje continuo, actividades innovadoras, atención especializada al cliente son de las características básicas de la gestión estrategica de Agrojardín. En la literatura, estos factores se consideran como las claves de éxito de una empresa. Carecemos de evidencias que indiquen que la empresa haya fracasado por estas causas.
Agrojardín Estepona S.L. es la parte de un grupo de empresas en que algunas se dedicaban a la actividad de promoción inmobiliaria y la construcción (aunque la construcción estaba mayormente relacionada con jardinería). Casi todas las empresas del grupo están en concurso de acreedores. Podemos suponer que el efecto del fracaso de estas empresas se ha contagiado a Agrojardín Estepona también. Esto es, tal vez, porque el capital social del grupo es de la misma familia y la estrategia de diversificar las actividades en las áreas no relacionadas ha despertado la atención de la dirección y el capital hacia los negocios más arriesgados. Además, a partir de la crisis inmobiliaria y el consecuente fracaso de las empresas del grupo en este sector, la dirección de la empresa no pudo conseguir la financiación para sacar adelante la actividad principal del grupo.
La decisión de invertir en los sectores especulativos y disminuir la atención hacia la actividad principal puede ser unas de las causas de fracaso de la empresa. Agrojardín mantenía un buen número de clientes en las clases medias y altas que siguen siendo importantes clientes del este sector. La dirección de la empresa admite que ha perdido este tipo de clientes por no haberse centrado en ellos. Según D. Antonio Bazán, el director y fundador, la empresa tenía que haber establecido un departamento para desarrollar estrategias más ajustadas de fidelización con estos clientes.
Invitamos las opiniones sobre las conclusiones de este caso.


La ética de impago de la deuda

La morosidad y retrasos en pagos son unas de las mayores causas del fracaso empresarial en España. Según Barómetro de Prácticas de Pago – primavera 2011….; “El plazo medio de pago en España es de 77 días. Este plazo es el más largo de los registrados en todos los países de la UE incluidos en la encuesta, 31 días más que en Italia, que se sitúa en segundo lugar en términos de plazos de pago más largos.” Esta encuesta subraya que la falta de fondos disponibles es el factor clave que justifica los retrasos en el pago.
La crisis económica y financiera, sin duda, es unas de las causas de la morosidad e impagos a las empresas. Pero, creo que, tenemos que estudiar también los factores éticos relacionados con impagos o retrasos en pagos (La ética de impago de la deuda, Buchanan, J.M., 1987). Por ejemplo, compromiso ético con el cumplimiento de las obligaciones contractuales, y un fuerte compromiso de cumplir lo que ha prometido.
Sus opiniones están bien venidas.


Una tendencia a ver el fracaso negativo introduce un sesgo dominante en la teoría de la iniciativa empresarial

El entusiasmo popular de tomar riesgos en el proceso emprendedor disminuye considerablemente ante la posibilidad del fracaso. Los investigadores analizan los costes de fracaso de las nuevas empresas, tratan de identificar sus causas, e intentan de determinar cómo se pueden evitar. Las normas sociales pueden hacer que “perder” es una vergüenza. Para evitar el fracaso, las costosas políticas públicas ayudan a las nuevas empresas proporcionándoles los recursos. En resumen, una tendencia a ver el fracaso negativo introduce un sesgo dominante en la teoría de la iniciativa empresarial y la investigación.


Sobre la tolerancia al fracaso empresarial

Creo que gran parte de la culpa de la poca tolerancia al fracaso empresarial de nuestra sociedad radica en que en la gran mayoría de estos se afecta a los derechos de terceros a través de impagos, en mi opinión mientras que esto no cambie será difícil reconocer en toda su extensión el valor del fracaso.

El camino para rebajar el índice de conversión de fracasos empresariales en situaciones de insolvencia que afecten a terceros está en mejorar la planificación y control de los proyectos empresariales, para esto es imprescindible mejorar el nivel de nuestros empresarios, que tal vez sea de las pocas actividades que hoy se pueden desarrollar sin tener ninguna capacidad demostrada, de hecho a un empresario se le exige cumplir un montón de leyes y nadie se para a comprobar si las conoce.


Identificación de las claves para evitar el fracaso

El equipo investigador de Economía de Fracaso 20+20 ha estudiado una empresa fracasada en el sector de servicios de limpieza de edificios y locales. Después de un profundo análisis del caso, los investigadores han identificado las siguientes claves para evitar el fracaso empresarial. Estas claves compartimos en este blog.

• El acceso al capital necesario para llevar a cabo una actividad empresarial tiene que ser asegurado antes de empezar la actividad.

• Además de los recursos suficientes, la empresa tiene que tener las bases estratégicos fuertes de competir en el mercado. Por ejemplo, las ideas innovadoras en el sentido estratégico y tecnológico distintas que sus competidores.

• Formación profesional, experiencia y capacidad de liderazgo de la dirección de la empresa reduce la posibilidad de fracaso.


Estudiando el fracaso

 

Es un hecho que el fracaso empresarial está muy mal valorado en nuestro país, tal vez sería bueno mirar a otros ámbitos de nuestra sociedad donde encontramos muchos casos en los que el fracaso ha sido la base de la consecución del éxito. En estos casos, no es el fracaso en sí mismo lo que posibilita el éxito sino que es la capacidad de aprender de los fracasos lo que realmente acorta el camino hacia el éxito, y para aprender la mejor fórmula es estudiar, en eso estamos…

 


“Lo que sale mal” te hace un empresario más inteligentes y mejor….

“Lo que sale mal” te hace un empresario más inteligente y mejor en el final—son las palabras de un empresario al que entrevistó el equipo investigador de Economía de Fracaso 20+20. No observemos ninguna decepción y desaliento en esta persona. La esencia de esta entrevista es que, a partir de tener buena formación empresarial, los empresarios tienen que desarrollar las capacidades de enfrentar cualquiera situación en su negocio. Este empresario estaba trabajando sobre su nuevo plan de negocio.


La economía del fracaso, un reto apasionante

A medida que vamos avanzando en la investigación y obtenemos una mejor perspectiva del sector, la sensación de estar ante un gran reto científico se hace cada vez más intensa, sin duda ha sido un gran acierto enfocar un estudio específico sobre la economía de fracaso, las experiencias que vamos recogiendo seguro que ayudarán a muchos empresarios en el futuro.

 


Fracaso- Una fuente de éxito

Aunque es difícil hablar de fracasos, hay muchas lecciones que podemos extraer de ellos. Las historias de éxito son sólo una fuente de la ilusión y aliento que, sin duda, son necesarios para dar un paso en una actividad empresarial. Sin embargo, el éxito real está relacionado con lo que aprendemos de los fracasos (de nuestros propios fracasos y los de otros). La esencia de aprender de los fracasos es cómo podemos evitar las posibles cuasas de fracaso que encontramos en nuestro camino hacia el éxito. Por lo tanto, compartir nuestras experiencias de fracaso es tan necesario como el intercambio de las historias de éxito. Un caso de fracaso puede ser una fuente de éxito para muchos. Esto es unos de los objetivos de estudio de Economía de fracaso 20+20. Si conocéis a los empresarios que han fracasado y quieren compartir sus experiencias en este proceso de aprendizaje abierto y continuo, Economía de fracaso les da bienvenido.